¡Contáctanos!

Contacto

Energía solar térmica

Solar térmica

icon

La energía solar térmica o energía termosolar consiste en el aprovechamiento de la energía del sol para producir calor, necesario en multitud de procesos industriales

icon

En ENGIE España apostamos por las plantas solares térmicas de media temperatura para aquellos clientes consumidores de temperatura media (<200ºC), integrando y optimizando sus plantas de generación existentes y consiguiendo reducir su huella de carbono.

gráfico engie energía solar térmica

Cómo funciona la tecnología solar térmica

En ENGIE utilizamos paneles solares tipo Fresnel o CCP (cilindros parabólicos), para calentar fluidos, agua, vapor o aceites térmicos y obtener una energía solar térmica de media temperatura (hasta 300ºC) gratuita proveniente del sol, muy demandada tanto para calefacción como para calor de procesos, sustituyendo o complementando a la energía producida con combustibles fósiles en calderas.

Diseñamos las grandes instalaciones de media temperatura con un sistema de acumulación para optimizar la integración de la producción de energía solar térmica con la curva de demanda del cliente. Tanto la adecuada selección de tecnología de paneles, del tamaño del campo y del volumen de acumulación son las principales herramientas que utilizamos para ofrecer a nuestros clientes la solución que mejor se adapta sus necesidades tanto a nivel técnico como a nivel económico.

energía solar térmica
energía solar térmica

Curva diaria de una instalación termosolar de media temperatura en una industria agroalimentaria

A su vez, los paneles planos o de baja temperatura los utilizamos igualmente para aprovechar el recurso gratuito del sol para la producción de agua caliente menor de 90ºC.

Ambas tecnologías pueden utilizarse para cubrir las necesidades térmicas que requieran una temperatura relativamente baja pero constante (< 70ºC) tales como calefacción de naves, agua caliente sanitaria, o diferentes procesos industriales. Un buen ejemplo de uso de energía solar sería mantener estable la temperatura del agua de los baños durante el proceso de tratamiento de la chapa en la industria de la automoción (Fosfatación y Cataforesis) con temperaturas en el rango de 35 – 45ºC.