¡Contáctanos!

Contacto

Barcelona y Districlima consolidan la red de calor y frío de la zona Fòrum y el 22@ con una nueva planta de generación

Barcelona y Districlima consolidan la red de calor y frío de la zona Fòrum y el 22@ con una nueva planta de generación

  • Se trata de una iniciativa conjunta entre Districlima y el Ayuntamiento de Barcelona que permite ampliar en un centenar los edificios conectados a la red de calor y frío y duplica la superficie climatizada que existe en la actualidad
  • Con la tercera planta de generación de frío de alta eficiencia que pondrá en marcha Districlima, prevista para entrar en funcionamiento en el 2024, la ciudad avanza en la transición energética, compromiso recogido en la Declaración de Emergencia Climática
  • La red de Districlima en 2020, ha permitido evitar la emisión a la atmósfera de 21.000 toneladas de CO2, equivalentes a eliminar de la circulación a 36.300 vehículos cada día
  • El Ayuntamiento de Barcelona, gracias a su estrategia de eficiencia energética, que incluye las redes de frío y calor, el impulso de la energía fotovoltaica y la creación de un operador público de energía, entre otras actuaciones, ha conseguido un ahorro energético de 6 millones de euros

 

El Ayuntamiento de Barcelona, junto con el socio energético Districlima, impulsa el desarrollo de una planta de generación de frío de alta eficiencia energética en la zona del Fòrum y el 22@. Con esta iniciativa, ambas entidades refuerzan su compromiso con las energías renovables de eficiencia energética y dan cumplimiento a los compromisos adquiridos en la Declaración de Emergencia Climática de Barcelona para reducir los gases de efecto invernadero.

La tercera planta, que cuenta con una inversión de 43,6 millones de euros, se ubicará en el barrio de Poblenou y permitirá ampliar en un centenar el número de edificios conectados a esta tecnología, que pasará de los 146 edificios actuales a 242 al final de la concesión en el año 2032.

En esta línea, se calcula que la superficie climatizada prácticamente se duplique, al pasar de 1.355.501 m2 a 2.496.494m2, una superficie que equivale a 250 islas de l’Eixample. Las obras se iniciarán en el 2022 y la previsión es que la planta pueda iniciar su actividad en el 2024.

Sólo en 2020, la red de calor y frío de Districlima evitó la emisión de casi 21.000 toneladas de CO2 a la atmósfera, equivalente a eliminar de circulación a unos 36.300 vehículos. Con la puesta en marcha de la tercera central, el objetivo para el período 2021-2032, cuando finalizará la concesión, es ahorrar hasta 417.276 de toneladas de CO2.

La ciudad de Barcelona, por tanto, encabeza la apuesta por las redes de calor y frío en todo el Estado Español y sigue a otras ciudades europeas, como Helsinki, Berlín o Moscú, que tienen una larga tradición en el despliegue de esta tecnología.

De hecho, la red de calor y frío de Districlima contribuye a la estrategia de eficiencia energética de la ciudad, junto con otras actuaciones, como el impulso de la generación de energía fotovoltaica o la conexión a Barcelona Energía, el operador público metropolitano. Esta apuesta ha permitido un ahorro energético de 6 millones de euros en la ciudad desde 2018.

Districlima, sociedad público-privada, se constituyó en el año 2002 para ofrecer, por primera vez en España, una red urbana de distribución de calor y frío para destinarla a calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria. El proyecto, el mayor en todo el sur de Europa, estuvo impulsado por cinco socios fundadores: la empresa ENGIE, TERSA, AGBAR, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE) y I’lnstitut Català d’Energia (ICAEN), AVANÇSA en la actualidad.

La primera planta se ubicó en la zona Fòrum. En 2005 se amplió la red al distrito tecnológico 22@, convirtiéndose en la red de calor y frío más grande en todo el Estado y del sur de Europa:

En la actualidad (2021), los principales datos del proyecto son:

  • 21 km de red desplegada
  • 2 centrales a pleno rendimiento
    • Potencia instalada de frío total: 69 MWf
    • Potencia instalada de calor total: 46,8 MWc
  • 146 edificios conectados
  • 355.501 m2 de superficie climatizada
  • 71 M€ de inversión realizada (a fecha 2020).

Estimaciones del período 2021-2032, con la tercera planta en funcionamiento:

  • Pasar de 146 edificios conectados en el 2021 a 242 el 2032.
  • Ampliar los metros cuadrados climatizados de 1.355.501m2 a 2.496.494m2.
  • Aumentar la potencia instalada de frío de 69 MWf a 97 MWf.
  • En este período se estima un ahorro de 417.276 Tn de CO2.

La tercera central contará con una potencia generadora de 42MWf en 2032 que podrá crecer hasta 56 MWf en un futuro. La tercera central estará soterrada, siguiendo criterios para minimizar el impacto sobre los vecinos y en los elementos del espacio público.

Ventajas de las redes de frío y calor en la transición energética de las ciudades

Las redes de frío y calor se enmarcan en el cambio de paradigma hacia una nueva realidad energética más sostenible en las ciudades, que toman cada vez más protagonismo, no solo como consumidores, sino también como productores y gestores de sus propios recursos, aprovechando los recursos energéticos locales, revalorizando los residuos, fuentes renovables o energías residuales. Además, en este tipo de infraestructuras, la proximidad de la fuente de generación de energía y los centros consumidores representan una gran ventaja en el planteamiento de la autosuficiencia energética en los espacios urbanos.

La implantación de estas redes de frío y calor, con una larga y amplia trayectoria en el centro y norte de Europa, permite calefactar y refrigerar edificios, además, de dar respuesta a las necesidades de agua caliente sanitaria convirtiéndose en infraestructuras clave en la ciudad para avanzar en la transición energética.

Representan, respecto a los sistemas de uso individual, mejoras en la eficiencia energética. Se calcula, por ejemplo, que este sistema es energéticamente un 30% más eficiente que soluciones individuales como calderas o aires acondicionados, representando también un ahorro y una ventaja en términos de espacio y de inversión inicial por parte de los usuarios, permitiendo un ahorro de agua, disminuye ruidos, reduce vibraciones, minimiza emisiones de CO2 y reduce costes de mantenimiento.

La conexión de nuevos edificios en estas redes tiene un interés público general en materia climática y ambiental y es considerada como una alternativa ventajosa frente a otros sistemas de climatización. Actualmente la ciudad dispone de la red Districlima, que da servicio a la zona del Fòrum y del 22@ y la red Ecoenergies que opera en el ámbito de la Marina del Prat Vermell.

 

Sobre Districlima

La red urbana de calor y frío de Districlima nace como una respuesta inteligente al deseo de la Administración de implementar un nuevo modelo de desarrollo urbano de primer nivel, con un compromiso con la sostenibilidad y la lucha contra la emergencia climática mediante la reducción del consumo de energía primaria y las emisiones de CO2. Es decir, promover el crecimiento de los barrios respetando a su gente y al medio ambiente en un nuevo modelo de ciudad que se ha exportado a otros lugares. Solo en 2020, Districlima ahorró la emisión a la atmósfera la emisión de 21.000 Tn de CO2, equivalentes a retirar de la circulación unos 36.300 vehículos. El proyecto, el mayor en todo el sur de Europa, estuvo impulsado por cinco socios fundadores: la empresa ENGIE, TERSA, AGBAR, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), I’lnstitut Català d’Energia (ICAEN) AVANÇSA en la actualidad.