¡Contáctanos!

Contacto

8 factores clave que necesitas conocer sobre la biomasa

8 factores clave que necesitas conocer sobre la biomasa

1. La biomasa, una fuente de energía renovable clave para descarbonizar la industria

La biomasa es actualmente una de las fuentes de energía con más potencial para descarbonizar nuestra economía. Esta tecnología se ve favorecida por los precios, que a pesar de haber aumentado ligeramente por la creciente demanda, nada tiene que ver con la subida de los precios de los combustibles fósiles, como el Gas Natural.

A corto plazo, no existen demasiadas tecnologías económicamente viables y neutras en carbono, posicionando a la biomasa como una solución muy competitiva. Además, esta tecnología ayuda a gestionar los montes y reducir la probabilidad de incendios forestales. Este entorno es muy propicio para la producción de energía térmica en el sector industrial a partir de biomasa, por lo que se estima que el mercado crecerá exponencialmente.

New call-to-action

2. Plazos aproximados de retorno de la inversión de una central de biomasa

El cálculo del retorno de la inversión en este tipo de proyectos dependerá principalmente de la evolución de los precios del Gas Natural en los próximos meses. Si tomamos como ejemplo un precio medio del Gas Natural de 120€/MWhpcs, el proyecto podría rentabilizarse en 1-2 años. Si, por el contrario, el precio del Gas Natural es inferior, el proyecto podría ser rentabilizado en 3-4 años o un período superior.

Además, habrá que tener en cuenta si la industria se encuentra sujeta al mercado de emisiones de CO2 (ETS), ya que es un driver muy importante para el cliente a la hora de acometer una inversión de este tipo.

Actualmente, con los precios del Gas Natural y el coste de los derechos de emisión del CO2, las centrales de biomasa a día de hoy son muy rentables y la inversión se amortiza relativamente rápido, convirtiéndola en una de las mejores opciones para descarbonizar la industria.

3. Referentes e índices a la hora de fijar el precio de la biomasa

En otros países como Francia, sí que hay una indexación de precios definida para este tipo de combustible.

Sin embargo, en España no hay una definición clara al respecto, pero existen índices como el de AVEBIOM que pueden servir como referencia. Por ello, lo más importante es entender la estructura de costes de esta generación de combustible. Hay que tener en cuenta:

  • La inversión en maquinaria, que sería un coste fijo.
  • El coste del fuel, que serviría para la trituración de la astilla.
  • El transporte, para los traslados desde el punto de producción hasta el punto de suministro en la central de biomasa. De ahí, la importancia de la cercanía y de lo local, ya que influye directamente en el coste.

En cuanto al coste de la madera, en la mayoría de los montes en función de la región puede ocurrir que sean privados o públicos y es necesario solicitar ciertas licencias y acuerdos, que suponen también un coste importante. Actualmente, la demanda de este producto ha aumentado y como consecuencia los precios se han incrementado, aunque menos que los combustibles fósiles como el Gas Natural. Se espera que, al finalizar este invierno, estos precios puedan llegar a estabilizarse.

4. Perspectivas de generación de empleo en España, a través de instalaciones de biomasa

La biomasa es un recurso muy local, ya que el combustible utilizado se debería encontrar en un radio de menos de 200km de la central de biomasa para reducir las emisiones durante el transporte. Además, tiene un impacto positivo en la región, por la cantidad de puestos de empleo que genera.

Esta tecnología requiere perfiles de distintos tipos para realizar labores como la de generación y transporte del combustible, así como la de construcción, operación y mantenimiento de la instalación.

Se espera un crecimiento en el desarrollo de proyectos de biomasa y, por lo tanto, de la generación de empleo para puestos relacionados.

5. Tiempos necesarios para la obtención de permisos y construcción de una central de biomasa

Para la obtención de permisos será necesaria la intervención de distintas instituciones como el Ayuntamiento o Administraciones. Los tiempos para conseguir los permisos pueden variar desde 6 meses hasta más de un año, dependiendo del tamaño de la caldera de biomasa y el tipo de combustible que se vaya a utilizar, por ejemplo, los plazos para conseguir los permisos de la biomasa forestal son mucho menores, que los de otro tipo de biomasa como la de madera residual.

Para poder gestionar estos trámites con la mayor agilidad posible, es importante que una vez definido el proyecto, se conozcan cuáles son los requerimientos que la Administración va a solicitar. De esta forma, será posible adaptar la central de biomasa desde un inicio a los requisitos fijados: diseño de la caldera, diseño del tratamiento de gases de combustión, ruidos, etc.

Respecto al tiempo de construcción de la central de biomasa, dependerá del tamaño de la caldera. En el caso de caldera grandes, se puede hablar de 18 meses o más y en calderas más pequeñas, el proyecto puede estar listo en 12 meses.

6. Aspectos a tener en cuenta al seleccionar el tipo de combustible en una central de biomasa

La selección del tipo de combustible que se utilizará en la caldera de biomasa es un factor clave ya que influirá en su diseño y especificaciones técnicas. Por ello, a la hora de elegirlo, es importante tener en cuenta:

  • La ubicación de la central de biomasa será determinante en el tipo de combustible que se utilizará, ya que el material debe estar en torno a 100-200km del punto de entrega. Por ejemplo, en la zona de Cataluña la biomasa forestal más usada es el Pino, pero en la zona Norte de España, se puede encontrar la Haya que tiene un gran poder calorífico.
  • El combustible escogido debe ser previamente estudiado, ya que en caso de usar otros productos como el eucalipto y el chopo que contienen un nivel elevado de cloro, respecto al pino, podrían llegar a provocar corrosión en el propio sistema.

Es importante destacar que, actualmente las calderas se diseñan para trabajar con un tipo de combustible concreto y que solo en momentos puntuales, se podrían utilizar otros productos.

7. Tecnologías más usadas para la combustión en la generación de biomasa

A nivel de las tecnologías las más utilizadas para la quema de astilla forestal son las de combustión como pueden ser parrilla móvil, parrilla vibrante, lecho fluido, etc…
Por otro lado, otras tecnologías como la de gasificación, sí que son interesantes para ciertos tipos de biomasa, pero el nivel de inversión es mayor, que el de tecnologías más simples como las de combustión.

Por ello, para los proyectos de biomasa forestal, la tecnología de combustión es la más usada, por su menor complejidad.

New call-to-action

8. Convivencia de la Biomasa y el Biometano en el largo plazo

Actualmente, la biomasa forestal es más competitiva que el biometano, aunque se espera que el precio de este último, acompañado de garantías de origen disminuya en los próximos años. Por ello, tener un mix de ambas tecnologías podría ser una opción muy interesante para las industrias, ya que hay ciertos tipos de biomasa como la fracción orgánica de los residuos urbanos, los purines, las aguas residuales… que pueden ser utilizados para la producción de biogás y posteriormente para el upgrading a biometano.

Nueva llamada a la acción