¡Contáctanos!

Contacto

¿Qué es el carbono incorporado? Claves para lograr un centro de datos sostenible

¿Qué es el carbono incorporado? Claves para lograr un centro de datos sostenible

En la última década, los centros de datos han mejorado notablemente en sostenibilidad y eficiencia. Sin embargo, los centros de datos heredados siguen siendo un desafío crucial para la industria en su camino hacia los objetivos de cero emisiones netas de carbono. En este artículo, exploraremos en profundidad los desafíos que enfrentan estos centros de datos heredados y cómo abordar el concepto de «carbono incorporado» se ha vuelto fundamental.

Desafíos de los centros de datos

A pesar de los compromisos de la industria de centros de datos para reducir las emisiones de carbono, la creciente demanda de servicios de datos hace que alcanzar estos objetivos sea cada vez más desafiante. Aunque los centros de datos de nueva construcción son más sostenibles en términos de recursos operativos, el «carbono incorporado» en la fase de construcción emerge como nueva área clave que debe abordarse.

Inicialmente, el diseño de centros de datos se enfocó en costes, resiliencia y tiempo de actividad. Aunque evolucionó para incluir eficiencia y reducción de consumo energético, las decisiones de diseño se centraron principalmente en el ciclo de vida del centro de datos desde una perspectiva económica. Aumentar la eficiencia del centro de datos o reducir los recursos necesarios para construirlo disminuye el impacto de los gases de efecto invernadero (GEI), pero existen limitaciones. Si no se tienen en cuenta las emisiones de carbono incorporadas, sigue existiendo el riesgo de que las decisiones de diseño tengan consecuencias no deseadas, potencialmente perjudiciales para el medio ambiente.

Carbono incorporado y su alcance

El concepto de carbono incorporado abarca todas las emisiones no atribuidas a las operaciones y al uso de energía eléctrica y agua en el funcionamiento diario de un centro de datos. Estos incluyen las emisiones de la extracción, la fabricación, el transporte, así como la instalación de materiales y componentes utilizados para crear el entorno construido.

También incluye las emisiones a lo largo de la vida útil de las actividades en uso, como el mantenimiento, la reparación, la sustitución y las actividades de construcción, transporte, tratamiento y eliminación de residuos al final de su vida útil.

Con mejoras en la medición de la Eficiencia del Uso de la Energía (PUE) y esfuerzos para mejorar la eficiencia, las emisiones de carbono durante las operaciones se han ralentizado, incluso cuando la demanda de los centros de datos sigue aumentando. Sin embargo, la reducción de la energía operativa se mide a lo largo del tiempo, por lo que futuros cambios en las emisiones se deben considerar cuidadosamente.

El carbono incorporado captura el impacto ambiental hasta el momento en que se construye el edificio, siendo la construcción de las instalaciones una de las principales causas de las emisiones de carbono. Las técnicas y materiales de construcción tradicionales emiten una cantidad sustancial de carbono antes de que comiencen las operaciones, pero actualmente hay limitadas formas de contabilizar estas emisiones.

Innovaciones y tendencias actuales:

1. Construcción Sostenible:

La industria de la construcción de centros de datos está experimentando una revolución hacia la sostenibilidad. La adopción de prácticas como el uso de materiales reciclables, sistemas de energía renovable y diseño eficiente energéticamente se han vuelto necesarias. Estas tendencias están transformando la manera en que se abordan las emisiones de carbono incorporadas, ofreciendo soluciones más ecológicas y amigables con el medio ambiente.

2. Gestión innovadora de residuos:

La gestión adecuada de residuos es clave para abordar el carbono incorporado. Empresas líderes en la industria están implementando estrategias para reducir, reutilizar y reciclar materiales de construcción. En este contexto encontramos técnicas como la recuperación de calor residual o la recogida de lluvias.  La economía circular se está convirtiendo en un enfoque fundamental para minimizar la huella ambiental durante la construcción y la vida útil del centro de datos. 

3. Tecnologías emergentes para lograr la eficiencia energética:

Avances como la refrigeración líquida, la virtualización avanzada y la gestión inteligente de la carga están redefiniendo la eficiencia energética en los centros de datos. Estas técnicas innovadoras no solo mejoran el rendimiento operativo, sino que también contribuyen significativamente a la reducción de emisiones de carbono durante la fase de funcionamiento del centro de datos. 

 

Por lo tanto, en la búsqueda de centros de datos más eficientes y sostenibles, los propietarios enfrentan desafíos significativos, especialmente en la gestión del carbono incorporado. Un enfoque integral que considere todo el ciclo de vida, desde la construcción hasta el desmantelamiento, es esencial. La adopción de prácticas y tecnologías más sostenibles, junto con la mejora continua de la eficiencia operativa, son necesarias. 

En ENGIE España, lideramos la innovación sostenible en el sector de centros de datos. No solo ofrecemos soluciones para superar los desafíos hacia la descarbonización, sino que también apostamos por prácticas que impulsen la sostenibilidad ambiental en la infraestructura tecnológica.  

Si deseas obtener más información sobre las soluciones que ofrecemos, te invitamos a explorar nuestras Soluciones integradas a clientes – ENGIE España 

Fecha de publicación: 20 de febrero de 2024

Contenido relacionado